DECLARACIÓN sobre una Carta del Arzobispo Cordileone a la Nancy Pelosi